La provincia de Granada es una importante zona de producción apícola.

Es una de las dos únicas provincias de las 50 que tiene España en contar con una «Denominaciones de Origen Protegidas» para la miel que se produce en nuestra tierra.

Esto es posible gracias a la riqueza de la flora de los Parques Naturales de Granada (Sierra Nevada, Sierra de Baza, Sierra de Huétor, Sierra de Castril y Sierras de Tejeda, Alhama y Almijara) confieren unas características singulares y únicas a las mieles que se producen en estas sierras.

Además las manos expertas de los apicultores granadinos hacen que su colmenas gocen de un bienestar que favorece la calidad de la miel.

La ‘Miel de Granada’ es un alimento totalmente natural, al que no se le añade ningún aditivo ni conservante. Asimismo, es muy energética y digestiva y mejora la recuperación muscular, por lo que es recomendable para deportistas y niños. Posee, además, numerosas propiedades beneficiosas para las personas aquejadas de problemas cardíacos, reuma y artritis, insomnio, y cómo no, resfriados y enfermedades respiratorias.

Asimismo, esta miel está presente en muchos platos típicos de la gastronomía tradicional granadina, como las cebollas enmeladas, berenjenas a la miel, costillas con miel, pollo con almendras y miel, perdiz a la miel u hojuelas.

Desde este lugar puedes comprar directamente los productos de los apicultores granadinos.