El Cultivo del olivo y la producción de aceite son base de la economía de muchos pueblos de Granada.

Una cultura que se remonta a miles de años atrás y una experiencia acumulada que dan como resultado un producto de primera calidad reconocido en todo el mundo.

El trabajo del olivo, es un trabajo duro. Comienza con la plantación y hay que esperar varios años a que de sus primeros frutos.

Un trabajo agrícola con fríos inviernos y muy calurosos veranos en las comarcas de Granada.

Para la producción del aceite la mayoría de los agricultores se han organizado en Cooperativas para conseguir que sus Almazaras cuenten con la mejor tecnología y respeto por el Medio Ambiente.

En este enlace puedes conocer al «Consejo Regulador Denominación de Origen Montes de Granada» que agrupa una gran parte de las Cooperativas de nuestra provincia.